El autor confeso del asesinato cometido ayer en Alcorcón es un maltratador reincidente pero el juez descarta la violencia machista

El autor del asesinato de una mujer de 36 años cometido ayer en Alcorcón fue detenido unas horas después y reconoció la autoría del crimen. Era su compañero de piso desde hacía apenas diez días y tiene antecedentes por malos tratos hacia su pareja. A pesar de esto, será el juez de guardia de Alcorcón quien seguirá investigando el asesinato, ya que el caso no se derivará así a un juzgado de violencia sobre la mujer, pues los indicios apuntan a que el autor era “solo” su compañero de piso y no mantenía una relación con él, condición necesaria para que la legislación española considere un crimen como violencia machista.

Aunque el propio preámbulo de la Ley Integral de Prevención Contra la violencia de género reconoce que “la violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión”,  el artículo primero de la misma ley contradice esto al establecer que la ley “tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.”

De esta manera, la ley imposibilita reconocer como violencia machista aquellos casos en los que haya evidencias de discriminación, situación de desigualdad o relaciones de poder del asesino sobre la víctima, cuando no existe relación de afectividad entre ellos. Tampoco en aquellos casos en los que existan evidencias de que el crimen sea un caso de “violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideraradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad” como podría ser este caso al ser el asesino confeso un maltratador reincidente.

La mujer fue asesinada apenas dos semanas después de que otra mujer fuera apuñalada por su expareja en Alcorcón y 48 horas después del asesinato de una mujer de 63 años a manos de su marido en Getafe. Con estas ya son más de 31 mujeres víctimas de la violencia machista reconocidas en nuestro país en lo que va de año. Sin embargo, la cifra llega a aumentar a más de setenta en 2017 según feminicidio.net, donde se registran asesinatos a mujeres por parte de hombres por el hecho de serlo y no, como estipula la ley española, identificadas únicamente si existía relación sentimental entre ambos.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *