Eurovegas utiliza su capacidad de presión sobre el gobierno para abaratar el suelo.

1346752699_341204_1346758470_sumario_grandeEl magnate del juego Sheldon Adelson está amenazando con llevar su macroproyecto del juego a los terrenos adyacentes a “La Venta La Rubia”, pertenecientes al ministerio de Fomento, si los propietarios de los terrenos de Alcorcón no aceptan los precios a la baja ofertados por la empresa “Las Vegas Sands”.

Al parecer los propietarios del terreno de Alcorcón  han manifestados reiteradas quejas de que la compañía estadounidense les baja la oferta cada vez que mantienen una reunión, aunque ya consideraban demasiado reducido el precio de aproximadamente 70 euros por metro cuadrado que comenzaron proponiendo.

La maniobra de Adelson es un síntoma de la debilidad del gobierno y el  Estado frente al capital extranjero. Si los dueños del terreno de Alcorcón no ceden a las presiones de los norteamericanos se llevaran el proyecto a los terrenos colindantes, que fueron cedidos por el Ministerio de Defensa para la Operación Campamento. Estos terrenos presentan algunas ventajas sobre los de Alcorcón,  “pero una por encima de todas: Las Vegas Sands sólo tendría que negociar con un propietario que, además, es el Gobierno, que ha recibido de muy buen grado los planes de inversión de Adelson en España” según aseguran fuentes cercanas a la negociación.

No es de extrañar que el magnate prefiera negociar con el gobierno y el Estado español, que desde la dictadura franquista ha estado siempre dispuesto a aceptar la condiciones del capital nortemericano por leoninas que estas fueran,  que con empresarios y terratenientes que buscan sacar tajada y por lo tanto están dispuestos a defender sus intereses más allá de lo que el gobierno parece estar dispuesto a defender los del conjunto del país.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *