Alcorcón Rompe el Silencio denuncia la situación de los trabajadores de Parque Oeste

El pasado 1 de Noviembre, la plataforma de trabajadores Alcorcón Rompe el Silencio realizó una acción en Parque Oeste de Alcorcón, recorriendo todas las puertas de los grandes comercios. Con unas formas singulares y originales, correspondientes al momento de la lucha obrera allí, han aprovechado el día de Todos los Santos para llevarla a cabo así, con el objetivo de concienciar de la situación laboral a los clientes y a los/as trabajadores/as menos conscientes del sector.

La “Santa Compaña” se enmarca en la campaña de lucha de los trabajadores/as del sector de grandes comercios contra el trabajo gratuito en domingo y festivo, la no contratación de trabajadores adicionales para cubrir los nuevos turnos generados por la liberalización de los horarios comerciales, los despidos generados por la misma al contrario de los que predicaban como ventaja de ello (más de 5.000 trabajadores despedidos en Madrid desde su implantación) y la consiguiente imposibilidad de la conciliación de la vida laboral con la familiar.

Por contra, los beneficios de la empresas han aumentado: Alcampo incrementó su beneficio en un 154% en 2012, Ikea Alcorcón obtuvo 6 millones de beneficio el año pasado, etc… Por tanto, esto se dirige a una nueva vuelta de tuerca a los trabajadores/as de este sector para incrementar la explotación de los mismos y, por tanto, los beneficios de estas empresas, para poder competir y dominar el mercado. Por contra, los trabajadores/as de este sector, al igual que en otros, requieren recurrir al banco de alimentos de la beneficencia y de la solidaridad ante el empobrecimiento progresivo.

La acción se desarrolló con normalidad, recibiendo el agradecimiento en determinados centros de trabajo por parte de algunos trabajadores. Igualmente algunos clientes mostraron su empatía con la situación que viven los/as trabajadores/as del sector. El momento tenso de la acción se vivió en la puerta de Ikea Alcorcón cuando el vigilante de seguridad defendió celosamente la propiedad privada de los dueños de Ikea, en la zona de la puerta, y la censura a la posibilidad de reparto de octavillas informativas en ella, mostrándose rígido y agresivo en muchos momentos. Esta situación no llegó a mayores y la propia policía permitió el transcurso de la acción.

A continuación se reproduce el video que resume la acción:

Fuente: lamanchaobrera.es

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *