Denuncian el “deterioro intencionado” del centro de salud mental de Alcorcón

Madrid, 14 nov (EFE).- La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha criticado el “deterioro intencionado” del centro de salud de Alcorcón por los cambios de contratación de psiquiatras cada seis meses, lo que a su juicio no sólo no produce ahorro sino que rompe el “vínculo terapéutico” con los pacientes.

Según ha denunciado la asociación en una nota de prensa, el pasado mes de mayo la Consejería de Sanidad jubiló a cuatro psiquiatras del centro y sólo cubrió tres plazas con un contrato de seis meses.

Transcurrido ese tiempo, estos tres profesionales fueron cesados, a pesar de que “cumplieron de manera excelente con sus tareas asistenciales”, y se contrató por seis meses a tres psiquiatras diferentes.

El portavoz de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, Marciano Sánchez, ha comentado a Efe que, en su opinión, esta forma de actuar es “absurda” ya que “no tiene ningún sentido cambiar a los psiquiatras cada seis meses”.

“No se produce ahorro pero en cambio se producen problemas del seguimiento de la salud de los pacientes”, ha sostenido.

El portavoz de la asociación ha señalado que muchos de los enfermos ingresados en el centro de salud mental de Alcorcón tienen patologías crónicas que “duran años”, lo que exige un “conocimiento concreto” y un “seguimiento continuado” de cada caso por parte de los psiquiatras.

A su juicio, los cambios de contratos provocan una ruptura en la “relación de confianza” que se establece entre los profesionales y los enfermos, de la que salen perjudicadas ambas partes, ya que los psiquiatras nuevos se encuentran con pacientes “que no conocen”.

Según la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, en el centro de salud mental de Alcorcón trabajan un total de 23 profesionales: once psiquiatras, cinco psicólogos (uno de ellos con jubilación parcial), dos enfermeros, dos auxiliares de enfermería, dos trabajadores sociales y un terapeuta ocupacional.

De ellos, además de tres psiquiatras hay un auxiliar de enfermería cuyo contrato también es renovable al depender de la Fundación de Alcorcón, que es la entidad que gestiona el funcionamiento del centro de salud mental, y el resto de la plantilla son funcionarios.

Fuentes de la Consejería de Sanidad han señalado a Efe que “se trata de un problema de régimen administrativo laboral”.

Según han explicado, la Dirección General de Recursos Humanos está estudiando este asunto y está “poniendo todos los medios para darle una solución” y que estos trabajadores con contratos temporales “puedan continuar trabajando”.

Lee la noticia original aquí.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *