Dos semanas después de su apertura las deficiencias de las colonias urbanas de Alcorcón siguen sin subsanarse

coloniasLas denuncias por parte de vecinos y la oposición municipal comenzaron el día 1 de julio de 2015 tras la apertura de las Colonias Urbanas de verano y los comedores escolares, y continúan a día de hoy.

Según denunció la Candidatura de Unidad Popular “Ganar Alcorcón “:

  • La puesta en marcha del servicio se realizó en condiciones de inseguridad e irregularidad dado que, la coordinadora y monitoras no tenían a su disposición ninguna información de los menores inscritos y puestos a su cargo.
  • No poseían una relación de los menores clasificados por centro ni tampoco les habían facilitado los datos personales, médicos, contactos, enfermedades y alergias.
  • La coordinadora de las Colonias, trabajadora de la empresa Cambridge Institute, encontró los centros escolares cerrados y tuvo que personarse en la Concejalía de Educación, para que le facilitaran un manojo de llaves sin clasificar.
  • Un retraso del camión que portaba el catering provocó que los niños no comieran hasta las 16.00 horas.

Desde el ayuntamiento de Alcorcón y ante las quejas de las familias en las redes sociales se contestó  restando importancia a lo ocurrido.

Una semana más tarde, el jueves día 9, los concejales de Ganar Alcorcón visitaron la colonia urbana en el CEIP San José de Valderas,  donde además de la dejadez del mantenimiento en los centros y la falta de conserjes denunciaron las siguientes deficiencias:

  • Se ha desprendido una enorme rama en uno de los patios.
  • Los niños beben agua que no está fría.
  • El gimnasio está cerrado, por lo que los chicos no tienen un lugar más fresco donde jugar o descansa.
  • No hay servicio de limpieza diario
  • Las llaves de acceso al centro las tienen las monitoras.

Ayer martes en una nueva visita a las colonias, esta vez en el CEIP Joaquín Costa, este mismo grupo municipal denunció:

  • Falta de mantenimiento en la limpieza general o en el cuidado de árboles y patios.
  • Inaccesibilidad a espacios de juegos o de sombra para el descanso, como el gimnasio.
  • Carencia de materiales.
  • La limpieza propia de este servicio (aseos, comedor, aulas), que debe asumir la empresa contratada, se realiza un solo día de la semana, y que, parte de la misma, se la distribuyen los monitores para evitar problemas obvios de higiene. El problema añadido es que durante ese tiempo de limpieza los niños se quedan sin la atención del monitor correspondiente.

Según el último comunicado hecho público por “Ganar Alcorcón” a este respecto les consta que los  monitores y monitoras de los distintos campamentos están realizando una labor profesional encomiable, llegando incluso al desarrollo de tareas que no les corresponden e insisten en mantener una reunión urgente con la concejala responsable, Susana Mozo, para subsanar estas deficiencias.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *