El desempleo aumenta en Alcorcón en 133 personas en septiembre

El número de desempleados en Alcorcón ha ascendido durante el pasado mes de septiembre a 10.472 personas , mientras que en agosto era de 10.339, aumentando por tanto 133 personas, siendo el tercer mes consecutivo en el que se ha producido un aumento.

Según los datos facilitados este martes por la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid el sector servicios es el que registra mayor número de desempleados con 8.058, seguido de la construcción (892) e Industria (777). Hay un mayor número de mujeres paradas (6.240) que hombres (4.232) y el tramo de edad con más personas sin trabajo está entre los mayores de más de 45 años.

El 65% de la población en paro de Alcorcón tiene 40 o más años y el 34% tiene 50 o más años. El grueso de la población desempleada se concentra en unas edades (y en muchos casos con personas a su cargo) en las que bajan las probabilidades de ser contratada por las empresas. Las prioridades de formación, recualificación y políticas activas de empleo deben orientarse a la población mayor de cuarenta años.

La inmensa mayoría de la población en paro de Alcorcón ha trabajado anteriormente en el sector servicios (77%), especialmente en comercio, hostelería, servicios a edificios y jardinería. El gran peso del sector servicios, unido a su elevada precariedad explica este alto porcentaje. En menor medida, los parados proceden de la construcción (9%), la industria (8%) o el colectivo sin empleo anterior (6%).

Datos de paro por barrios de Alcorcón

El paro no golpea por igual todos los barrios de Alcorcón, por lo que su análisis desglosado permite situar mejor su dimensión, evolución y necesidades de la población en cada zona. El mayor número de parados se concentra en el Ensanche Sur, Retamas, Parque Oeste y parte del centro (CP 28922) con 3.443 personas en paro en junio, seguido por la zona centro y el casco viejo (CP 28921) con 2.572 parados. En Ondarreta y Torres Bellas (CP 28923) residen 1.545 personas en paro y Parque Lisboa y la Avenida de la Libertad (CP 28924) cuentan con 1.413 parados. Finalmente en los barrios de Valderas y Los Castillos (CP 28925) residen 1.290 personas en paro.

El paro siguió aumentando en Alcorcón tras la victoria del PP en las elecciones municipales de mayo de 2011. Solo a partir del final de 2013, cuando la economía y el empleo empezaron a recuperarse a nivel nacional y en la Comunidad de Madrid, fue cuando Alcorcón empezó a bajar los datos de paro, a costa de aumentar de nuevo los niveles de precariedad. Cuando el actual alcalde tomó posesión en junio de 2011 había en Alcorcón 13.486 personas en paro y en junio de 2013 ya eran 15.253. En junio de 2014 había descendido a 14.044 parados y ha seguido bajando hasta 10.201 parados en junio de 2017.

Los contratos son precarios y discriminan a mujeres y mayores de 40 años

La precariedad es la norma: en junio el 86% de los contratos firmados por empresas de Alcorcón fueron temporales y el 14% indefinidos, gran parte además a jornada parcial. En junio se firmaron 4.043 contratos a residentes en Alcorcón, la gran mayoría temporales (3.479) y solo 564 contratos indefinidos. Incluso entre los contratados indefinidos, un porcentaje elevado no llegará a cumplir ni un año de antigüedad antes de ser despedido, tal y como lo reflejan las estadísticas a nivel nacional. Mujeres y personas mayores de 40 años tienen más dificultades para acceder a un contrato y soportan mayor precariedad.

En el caso de las mujeres, a pesar de concentrar el 60% de la población en paro de Alcorcón, solo suponen al 47% de los contratos firmados por empresas de Alcorcón y un porcentaje incluso menor (45%) de los contratos indefinidos.

Los trabajadores de 40 y más años suponen el 65% de la población en paro, pero solo el 32% de los contratos de trabajo firmados en Alcorcón y apenas el 29% de los contratos indefinidos. La contratación de las empresas –precaria, temporal y a jornada parcial- se concentra en personas de 20 a 39 años, y expulsa del mercado de trabajo a la población de más edad.

Un ejemplo de la dura realidad de la población en paro: en junio de 2017 había en Alcorcón 2.179 personas en paro con 55 y más años. En ese mismo mes, las empresas y entidades ubicadas en Alcorcón solo firmaron 178 contratos a personas de 55 o más años, y de ellos, solo 24 indefinidos. Dada la precariedad e inestabilidad laboral, gran parte de las personas contratadas ya habrán vuelto al paro, antes incluso de finalizar junio.

Los contratos de trabajo se concentran en actividades de bajo valor añadido

La práctica totalidad de los contratos de trabajo firmados en Alcorcón se ubican en empresas de los servicios (89%) con predominio de las actividades de bajo valor añadido y un peso testimonial de otros sectores, evidencia de la falta de diversificación del tejido productivo de nuestro municipio y la reducida presencia de la industria. De los contratos firmados en junio en Alcorcón, el 21% corresponde a empresas de actividades administrativas y servicios auxiliares, otro 21% a comercio y reparación de vehículos, el 7% a bares y restaurantes, el 6% a construcción, el 6% a sanidad y apenas el 5% a industria. En junio en Alcorcón la rama de administración pública firmó solo 11 contratos, todos temporales.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran el impacto de la precariedad

En Alcorcón residen 68.563 afiliados a la Seguridad Social en 2017 según los datos de la Comunidad de Madrid. El 69% tiene contrato indefinido, el 20% temporal y del 11% no consta el contrato. El 66% trabaja a tiempo completo, el 23% trabaja por horas (jornada parcial o fijo discontinuo) y para el 11% no consta la jornada. El predominio de los servicios es abrumador: el 30% trabaja en servicios de distribución y hostelería, el 28% en servicios a empresas y financieros, el 29% en otras ramas de servicios, el 7% en industria y el 6% en la construcción.

La precariedad afecta a decenas de miles de personas en Alcorcón. Además de la población inactiva en edad de trabajar (estudiantes, personas desanimadas,…) hay 10.200 personas en paro registrado, muchas son paradas de larga duración y con personas a su cargo, que soportan un grado extremo de exclusión laboral (sin trabajo, sin ingresos). Entre la población ocupada, los niveles de explotación se disparan entre los que soportan contratos temporales y/o jornadas parciales, que son las fórmulas más habituales de contratación.

En nuestra economía, una parte (empresariado) detenta el control de las empresas y fija las condiciones laborales, frente a una población trabajadora que soporta una creciente desigualdad al ver debilitados y recortados los instrumentos de los que dispone para equilibrar mínimamente su posición y defender sus intereses (sindicatos, Estatuto de los Trabajadores, negociación colectiva, derecho a la huelga,…). El Gobierno, en sus diferentes niveles (central, autonómico y municipal) no es neutral y con sus políticas regresivas y las sucesivas reformas laborales y fiscales, actúa en contra de los derechos de la clase trabajadora y a favor de la clase capitalista.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *