Informe Laboral de Alcorcón

El Núcleo del Partido Comunista de Alcorcón ha elaborado un documento analizando la situación del empleo en nuestro municipio. En el informe se recogen los datos del paro y del tipo de actividad laboral que se está desarrollando en Alcorcón junto con las necesidades específicas de cada barrio.

Este informe se publica justo cuando el alcalde de Alcorcón, David Pérez, sacó pecho en el Debate Sobre el Estado del Municipio sobre la situación del paro y la rápida recuperación económica. Nada más lejos de la realidad según este informe.

Según el informe, el paro en Alcorcón baja menos que en otros municipios de la zona, focalizándose en los parados mayores de 45 años y en las mujeres. Esta bajada del índice del paro en Alcorcón se enmarca dentro del contexto de recuperación económica que vive España desde el año 2012.

Es evidente que la reducción del paro siempre es una buena noticia pero hay que señalar, como hace este informe, que la reducción del paro en Alcorcón no es como debería de ser. No es suficiente porque a día de hoy sigue siendo un 46% más alto que en el 2007; no es suficiente porque en Alcorcón sólo hay trabajo para la mitad de la población en edad de trabajar y no es suficiente porque el trabajo que se crea es precario, temporal y de baja calidad.

El principal problema que recoge el informe en cuanto a las características y evolución del paro en Alcorcón, es que, a pesar de su reducción, no se reduce de una manera uniforme. En los últimos años, el paro ha ido reduciéndose de los 16.195 parados de 2013 a los 9.873 parados de 2017, pero este descenso no lo han visto por igual todos los colectivos sociales. De nuevo vemos como las mujeres son el colectivo más maltratado abriendo aun más la brecha de género. El otro grupo social que peor se recupera de la crisis económica son los mayores de 45 años que, a día de hoy, suponen el 50% del paro del municipio.

El informe también hace hincapié en la desigual distribución del paro por barrios en Alcorcón. Por un lado tenemos el sangrante caso del Ensanche Sur, que no solo es el barrio con menos dotaciones públicas e infraestructuras, sino que alberga a la mayor población desocupada de Alcorcón junto con Retamas, Parque Oeste y la zona centro con 3.332 paradas. En el otro lado, tenemos los barrios de Valderas y los Castillos que tienen 1.227 parados, menos de la mitad que los barrios más desfavorecidos.

En 2017 se firmaron en Alcorcón 46.662 contratos de trabajo, la gran mayoría (40.028) fueron temporales y solo una pequeña parte indefinidos (6.634). A esto hay que añadirle que parte de esos contratos indefinidos eran a tiempo parcial, por lo tanto, no podemos hacer caso al dato de las afiliaciones a la seguridad social, pues una afiliación no corresponde con un puesto de trabajo, ya que puede haber personas con dos o más puestos de trabajo, y otras que tengan que realizar multitud de contratos de pocas semanas a lo largo del año.

Este informe nos desvela tres realidades que tenemos en Alcorcón y que muy poco se está haciendo por solucionar. Por un lado, vemos que las políticas de empleo que se están haciendo por parte del Ayuntamiento no está reduciendo el paro como debería y lo está haciendo más desigual, cebándose con los colectivos y barrios más desfavorecidos. En segundo lugar, Alcorcón necesita un plan especial de lucha contra el desempleo, entendiendo sus condiciones específicas y actuando sobre ellas de una manera eficaz; de ese modo podremos crear contratos de trabajo de calidad y animar a que se creen nuevos centros de trabajo que haga posible que los vecinos y vecinas de Alcorcón puedan trabajar en su municipio. Por último, lo que podemos apreciar con este informe es que desde que comenzó la crisis económica, el funcionamiento del mercado de trabajo se ha encrudecido, volviendo aun más desigual la diferencia entre el empresario y el trabajador.

En este contexto los trabajadores parten de una posición de desigualdad frente al empresario y desde los gobiernos municipal, provincial y estatal se están recortando los instrumentos (sindicatos, estatutos de los trabajadores, negociación colectiva, derecho a huelga, etc) que los y las trabajadoras tienen para intentar nivelar la balanza frente al empresario capitalista.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *