Más de trescientos alumnos y alumnas de Alcorcón serán derivados a centros privados-concertados el próximo curso

Colegio público Fernando de los Ríos (Alcorcón)

Según las cifras que ofrece el Servicio de Apoyo a la Escolarización para el próximo curso, tras la finalización del plazo de escolarización, las listas de alumnado no admitido en los centros elegidos por sus madres y padres son de 51 para Educación Infantil, 122 para Primaria y 191 correspondían a la ESO (364 alumnos en total). El problema es aún peor en Secundaria: a día de hoy aún hay setenta plazas de 1º de la ESO en la lista de no admitidos, que es el curso al que accede el alumnado que llega por primera vez a los institutos.

De acuerdo con el grupo municipal Ganar Alcorcón, estos datos desmentirían la afirmación del Gobierno municipal y autonómico según la cual el 93% de las solicitudes obtienen plaza en el centro solicitado. Asimismo, el grupo denuncia que las cifras anteriores esconden otra realidad: “mayoritariamente las familias de Alcorcón solicitan plaza para sus hijas e hijos en centros públicos de la localidad, pero son cada vez más quienes ven cómo se reducen estas posibilidades y el centro que solicitaron en primera instancia se les niega”. De hecho, señalan desde Ganar, “existen numerosas familias a las que se derivó en cursos pasados a centros que no solicitaron en primera opción (fundamentalmente a privados-concertados), pero que desean cambiar a un centro público. Son peticiones que prácticamente no se atienden porque los centros públicos, sobre todo los institutos, no tienen capacidad para admitir nuevo alumnado.” Es por ello que desde Ganar preveen que a estos 364 alumnos y alumnas se les derive de nuevo a centros privados o concertados, sin que sea la opción preferida por sus tutores, vulnerando el derecho a la libre elección de centro educativo.

Desde Ganar Alcorcón durante los últimos cursos han solicitado: la urgente construcción de dos centros públicos en el Ensanche Sur, uno para Infantil y Primaria y otro para Secundaria; mantener la línea dos en los colegios públicos, que es su capacidad real; bajar las ratios a cifras tolerables para la mejor atención y apoyo al alumnado, fundamentalmente al de necesidades educativas especiales; la ampliación de recursos humanos y materiales; así como la supresión de conciertos económicos con los colegios que segregan por sexos y que en los últimos tres años han recibido solo en Alcorcón más de quince millones de euros del dinero público.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *