Recortar en educación: Fabricar esclavos. Entrevista con la portavoz de las protestas en el IES Luis Buñuel de Alcorcón.

Los alumnos y profesores del IES Luis Buñuel de Alcorcón están en pie de guerra contra la decisión de la Comunidad de Madrid de eliminar la ESO y el Bachillerato de su centro. Entrevistamos a Lola Cabrera, profesora de filosofía del centro y portavoz de las protestas.

¿Qué motivos alega la consejería para eliminar la ESO y el Bachillerato de Luis Buñuel?

Lo justifican apoyándose en la supuesta baja matriculación. Sin embargo, la petición de plazas para el próximo curso ha aumentado significativamente. Si no se concede un nuevo grupo para 1º de ESO, habrá alumnos sin plaza y tendrán que recolocarse en otros centros públicos más alejados

¿Cuáles son los datos reales de matriculación del centro?

A pesar de llevar el rótulo de centro de “difícil desempeño” y de informar a las familias acerca de la fusión y posterior desaparición del bachillerato… las cifras reales de matriculación a día de hoy son: 16 solicitudes propias de 6º de primaria (incluido 1 ACNEE, alumno de necesidades especiales), 8 repetidores de nuestro 1º ESO (incluido otro ACNEE) y 15 alumnos del Jesús Varela. Es decir, 39 alumnos que se transformarían de dos grupos de 1º ESO ya que la ley estipula 30 alumnos por aula (sin contar los de especiales necesidades).

Lejos de disminuir el número de alumnos, aumentaría considerablemente el curso próximo.

Este centro asumiría además la mayor parte de alumnado con necesidades educativas específicas  y de compensatoria de toda la población de Alcorcón.

Existen otros centros en Alcorcón y en la comunidad de Madrid en la misma situación ¿Cuál sería la consecuencia para el profesorado y los alumnos de estos centros?

En concreto, en el caso de los alumnos hay que distinguir entre los más afectados: 4º ESO, puesto que el curso próximo ya no habría grupo de 1º de bachillerato (lo cual afecta también a los posibles alumnos repetidores de 1º bachillerato) y 1º ESO, que no podrán repetir curso en este mismo centro puesto que también desaparece este curso. El resto de los alumnos tienen el problema de que en dos años el cierre es completo, por lo tanto ninguno podrá terminar estudios en su instituto de referencia.

Además, el próximo curso, los alumnos de 1º de ESO deberán desplazarse a estas instalaciones desde el colegio para utilizar aulas específicas como el gimnasio, el taller y los laboratorios porque no existen en el colegio en donde los alojarán.

Estos centros proporcionaban actualmente una oferta educativa integral. Son centros en donde se puede estudiar tanto la ESO, el Bachillerato y/o alguno de los ciclos de grado medio y superior.  El alumnado tiene en su centro de referencia una oferta educativa variada y específica a su necesidad. Separar estas etapas supone una segregación del alumnado, y una dificultad añadida a nuestros alumnos, que tienen grandes dificultades económicas y sociales.

Para el profesorado, habría que distinguir entre aquellos con destino definitivo en el centro y aquellos en expectativa de destino o interinos. Los primeros –además del desprecio que supone hacia su labor docente durante los últimos años, en un centro cuyo alumnado tiene enormes dificultades económico-sociales y, a la postre, académicas- solicitaron en su momento la plaza en este instituto en la idea que seguiría siendo un centro de secundaria y a estas alturas del curso no han podido realizar el concurso de traslados (que se presentó hace meses) porque no se podían imaginar este cierre adornado de trasferencia.

Por lo que se refiere a los profesores en expectativa de destino, los que pretendíamos confirmar destino para el curso próximo, en la nueva situación no tendríamos horario lectivo suficiente. En cuanto a los profesores interinos les afecta puesto que es un CENTRO MÁS QUE SE CIERRA EN LA COMUNIDAD DE MADRID, por tanto menos oportunidades de trabajar el curso próximo.

Por último, en términos generales, toda la comunidad educativa se ve afectada porque este es un paso más en el ataque sistemático que están recibiendo los servicios públicos educativos. Mientras siguen aumentando los centros concertados de la Comunidad, los institutos públicos vemos cada día como aumentan las matriculaciones (por razones económicas y de calidad de la enseñanza) y, sin embargo, cada día nos dotan de menos medios.  Se están cerrando aulas de centros públicos, provocando la masificación de otros centros. El trasvase de fondos públicos a proyectos privados no se justifica teniendo centros públicos operativos y de calidad.

Primero llegaron los recortes en becas y ayudas  para libros. Ahora nos encontramos con el cierre de institutos públicos. ¿Cómo crees que afectará esto al futuro de los jóvenes de clase trabajadora?

Esta pregunta encaja perfectamente con el caso concreto de nuestro instituto. Nuestros alumnos pertenecen a familias de clase media baja (inmigrantes o no), cuyo acceso a la educación requiere de servicio público en un sentido muy amplio de la palabra. La labor del centro es docente pero también social, de manera que si les entorpecemos el acceso a estos servicios, muchos abandonarán los estudios prematuramente o los harán de un modo insuficiente para las actuales expectativas laborales de España. En definitiva, las políticas de recortes EN EDUCACIÓN PÚBLICA (no vale escudarse en que se ha aumentado el presupuesto en educación si computas también el dinero de la concertada…) es una fábrica de servidumbre para las grandes empresas de nuestra economía, que ya no se tendrá que ir a Bombay para encontrar “esclavos”.

Por ejemplo, en nuestro centro se lleva a cabo una iniciativa especialmente necesaria y con gran éxito: el préstamo de libros de texto.  Somos muy sensibles a la situación socioeconómica de nuestros alumnos. No es admisible que se realicen recortes precisamente en este centro público que permite el acceso a la educación de una población muy desfavorecida.

¿Crees que todos estos recortes tienen algo que ver con la intención de la CEOE de pagar a los jóvenes sin formación por debajo del salario mínimo?

Creo que me he adelantado a la pregunta en la respuesta anterior. Sí, desde luego parece que si expulsas a los inmigrantes (que durante años han venido muy bien a la economía española, en B o en A), no dejas entrar a los que huyen de la miseria y fabricas ignorantes con mala conciencia porque no completaron sus estudios, tienes un perfecto ejército de siervos agradecidos de la mano que les da de “comer”.

¿Qué acciones se están realizando para luchar contra el cierre del centro? ¿Habéis recibido apoyo de sindicatos o colectivos sociales?

Desde hace unas semanas se están realizando asambleas en el centro, estamos recogiendo firmas por varias vías, tanto alumnos como profesores hemos realizado escritos de protesta, incluida una carta al Defensor del Pueblo, se ha realizado un video, pancartas,…y hemos acudido a concentraciones.

Además nos estamos poniendo en contacto con los medios de comunicación para que informéis a la sociedad de estas políticas que nos afectan a todos. Nos hemos acostumbrado a pensar que una democracia conlleva un estado de bienestar pero debemos darnos cuenta que el bienestar sólo existe si está bien repartido y para eso es necesario apuntalar todos los días los tres pilares: sanidad, servicios sociales y educación.

Tanto CC.OO. como UGT han asistido a varias reuniones y desde sus plataformas informativas y reivindicativas nos están apoyando.

Estamos muy orgullosos de todos nuestros alumnos. Están preocupados por su futuro, y están respondiendo con madurez y contundencia a este nuevo ataque a la educación pública, que es la suya, la única a la que ellos pueden tener acceso.

Vídeo realizado por los alumnos del IES Luis Buñuel:

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *