Enrique Ferres, “Venimos a devolver las instituciones al pueblo, porque son suyas, nosotros solo somos instrumentos”.

Enrique Ferres es concejal del Ayuntamiento de Alcorcón por el grupo municipal Ganar Alcorcón. Con más de treinta años de experiencia laboral como profesor, Ferres decidió dar el paso a la política municipal para continuar con la defensa de la educación pública y devolver las instituciones al pueblo.

Habiendo sobrepasado el ecuador de la legislatura, entrevistamos al concejal para que nos comente cómo ha transcurrido la legislatura y qué podemos esperar de lo que queda de ella.

 

P.- Antes de ser concejal de Ganar Alcorcón te dedicabas al mundo de la docencia. ¿Cuál es tu experiencia como profesor?

R.- Comencé a trabajar como profesor hace más de treinta años. El primer lugar donde ejercí la docencia fue en un colegio privado de Villaviciosa de Odón impartiendo clases de Lengua y Literatura. Lo recuerdo con cariño porque fue allí donde me di cuenta de la importancia de la educación: todas las personas que estaban sentadas en las aulas en un futuro podían crear una sociedad mejor.

Desde el principio me fijé en que el sistema siempre atenazaba mucho la labor creativa y adocenaba al alumnado, y las personas que debían progresar no lo hacían. Se valoraba más al teóricamente brillante que al inaceptablemente torpe, y digo “inaceptablemente” porque era así como se les consideraba. Mi visión del sistema educativo me llevó a discrepancias con colegas de profesión y con equipos directivos.

 

P.- En Ganar Alcorcón, te encargas fundamentalmente de todo lo relacionado con la enseñanza, pero ¿ya estabas familiarizado con la defensa de la educación pública y el activismo antes de tu paso por la política municipal?

R.- No tenía militancia previa en partidos políticos hasta Ganar Alcorcón, pero participé en numerosos movimientos, como Marea Verde, unidos a las pretensiones de la educación pública y en la defensa de la misma. Al principio éramos un grupo de “locos” que protestaba contra el enfoque que, desde la Ley de Maravall en 1985, se estaba dando a la educación. Las posteriores leyes educativas nos han ido dando la razón.

A partir de ahí, un grupo de profesoras y profesores creamos una plataforma educativa y, hasta ahora, la LOMCE (2013) es el peor de los campos en el que hemos luchado: es puro neoliberalismo convertido en sistema educativo. La LOMCE es hija de la LOE (Ley Orgánica de Educación, 2006) y esta, a su vez, es hija de otras leyes anteriores. El sistema educativo español es deficitario desde hace más de treinta años y se ha ido construyendo ladrillo a ladrillo hasta formar un muro.

 

P.- Desde tu experiencia como docente y, después, tu presencia dentro de las instituciones municipales, ¿cuáles son a tu juicio las piedras más angulosas del sistema educativo y los déficits que plantea?

R.- El primer déficit es que no existe un plan educativo que debería haber desde hace años. El segundo es que la educación cayó en manos de partidos que desean convertir a los y las estudiantes en piezas de consumo o en fábricas de billetes. Estas personas ven en la educación una oportunidad de hacer dinero. Además, el sistema educativo actual tiene un diseño curricular en el que los cursos suelen ser una repetición unos de otros: los planes de estudios están diseñados en despachos, por lo que nunca han hecho mucho caso al profesorado y, mucho menos, a aquel que sea comprometido y crítico.

Todo ello ha conducido a que en la enseñanza fallen aspectos importantísimos como la inclusividad, la gratuidad de los libros de texto o de la educación de 0 a 3 años; pero, sobre todo que con los recortes se ha perdido un gran número de puestos docentes, de apoyo, de personal administrativo, conserjes, becas, infraestructuras, rehabilitación de centros…

 

P.- ¿Qué propuestas alternativas plantea Ganar Alcorcón para superar los déficits en materia educativa? 

R.- Primero hay que cambiar a este Gobierno, que es más bien un funesto régimen. Está destrozando de manera consciente todas las medidas anteriores que se han propuesto para una mejora en la Educación y en la Sanidad. Lo peor de todo es que el PP lo adorna con falacias: por ejemplo, llaman libertad de elección de centro a favorecer con dinero público poder elegir colegios segregadores; de esta manera, un chico no puede estudiar cocina o moda en el municipio de Alcorcón porque el único colegio que imparte estos módulos segrega por sexos y solo admite alumnado femenino. Mientras tanto, se va suprimiendo la oferta educativa de la Formación Profesional que se imparte en institutos públicos. Deterioran la educación pública para favorecer el gran negocio que supone recibir conciertos millonarios para colegios privados.

Hacer mejoras en el ámbito municipal es, en muchos casos, cuestión de voluntad política; una muestra fue cuando desde Ganar Alcorcón presentamos una propuesta en que demostrábamos que el Ayuntamiento podía hacerse cargo, sin aumentar ninguna partida presupuestaria, de las personas mayores de 18 años que se quedaran fuera de la educación presencial por el motivo que fuese, ya que hay muchas personas que no pueden escolarizarse por estar trabajando, en búsqueda de empleo o por diversos motivos personales. En esta circunstancia se halla una gran cantidad de personas adultas que no poseen el título de Secundaria por haber tenido que abandonar los estudios.

Demostramos con cifras que las posibilidades de conseguir empleo, o de mejorar el que se tiene, aumenta cuanta mayor titulación y formación se posee. Ganamos esa propuesta con el voto a favor de toda la oposición y la abstención del Partido Popular, que, no obstante, celebró nuestra iniciativa; pero no pusieron en marcha este proyecto, demostrando su hipocresía y falta de sensibilidad.

Las competencias de los ayuntamientos son limitadas en materia de educación pero son las instituciones públicas las que tienen que hacerse cargo de la gestión y mejora de esta, cubriendo todas las necesidades que el pueblo necesite. Hacerlo o no, es solo voluntad política.

 

P.- Con la entrada en las instituciones, ¿qué problemas te has encontrado a la hora de realizar avances para la educación pública?

R.- En este gremio aún hay profesorado, equipos directivos y tenemos una administración muy reacia a la innovación, a llevar a cabo cambios sustanciales en el sistema educativo. Resulta curioso que quieran hablar de innovación cuando siguen evaluando el acceso a la universidad con el mismo sistema de reválidas que hace cincuenta años: que los alumnos se estén preparando durante dos años para unos exámenes que solo durarán tres días y que serán determinantes para su futuro es una barbaridad. Incluso, se sacan de la manga reválidas para niños y adolescentes que solo les sirve para exhibir una engañosa excelencia educativa.

También me he encontrado con que el Gobierno de Alcorcón sea incapaz de poner en funcionamiento el Consejo Escolar Municipal, donde la comunidad educativa pueda llevar su voz y ser proactivo en el avance de cualquiera de las etapas educativas, desde Infantil hasta la Universidad.

El Ayuntamiento tiene dos centros de su competencia, la Escuela Municipal de Adultos y la Escuela Municipal de Música. Ambas han sido muy maltratadas desde que comenzó la primera legislatura del Partido Popular: se ha despedido profesorado municipal; y se han perdido más de mil alumnos en la Escuela de Adultos y doscientos en la de Música.

Hemos ganado numerosas propuestas, como poner en marcha el Consejo Escolar Municipal, apoyar la educación inclusiva o dar ayudas a familias con hijos o hijas de necesidades especiales y no lo han hecho. Hemos presentado propuestas durante dos años para mejorar las instalaciones de los centros educativos y tampoco lo han hecho; ahora dicen que lo van a poner en marcha, pero no destinan dinero a la educación pública, porque ni siquiera hay presupuestos, su única solución es externalizar servicios.

 

P.- ¿Cómo enfocáis desde Ganar Alcorcón lo que queda de legislatura? 

R.- Nosotros debemos seguir demostrando el compromiso que adquirimos; hemos de ser fieles a nuestro programa y a nuestras propuestas; la gente tiene que encontrar en Ganar Alcorcón una izquierda comprometida y auténtica porque nació desde el pueblo.

Nunca hemos aparcado la sinceridad; para nosotros, desde el principio, cada pleno, cada comisión, cada propuesta aprobada, cada acontecimiento, ha sido un rajarse de venas desde ese 13 de junio de 2015 en que recogimos nuestras actas.

En este año que queda hasta las próximas elecciones municipales, si conseguimos que las personas se identifiquen con lo que somos, con lo que defendemos y por lo que luchamos, podremos demostrar que proponemos soluciones posibles a los problemas que tiene Alcorcón. Venimos a devolver las instituciones al pueblo, porque son suyas, nosotros y nosotras solo somos instrumentos para alcanzarlo.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *