18 de Julio de 1936 el día que el pueblo derrotó el golpe militar de Franco

dante_w .- “Mientras la clase oprimida — en nuestro caso el proletariado– no está madura para libertarse ella misma, su mayoría reconoce el orden social de hoy como el único posible, y políticamente forma la cola de la clase capitalista, su extrema izquierda. Pero a medida que va madurando para emanciparse ella misma, se constituye como un partido independiente, elige sus propios representantes y no los de los capitalistas. El sufragio universal es, de esta suerte, el índice de la madurez de la clase obrera. No puede llegar ni llegará nunca a más en el Estado actual, pero esto es bastante. El día en que el termómetro del sufragio universal marque para los trabajadores el punto de ebullición, ellos sabrán, lo mismo que los capitalistas, qué deben hacer.” (F. Engles “El origen de la familia la propiedad privada y el Estado”).

El 16 de Febrero de 1936 el índice madurez de la clase obrera se salió de los límites que permitía el régimen republicano bajo el poder de la oligarquía española y el imperialismo. El termómetro del sufragio universal marcó el punto de ebullición con la victoria del Frente Popular en las urnas y los capitalistas supieron lo que tenían que hacer, comenzaron a preparar el golpe militar del 18 de Julio.

Pero los trabajadores también supieron lo que tenían que hacer, o al menos el sector más avanzando de la clase obrera, el Partido Comunista de España de José Díaz y Pasionaria.

“En vísperas de las elecciones del 16 de febrero, en su discurso en el teatro de la Zarzuela, José Díaz advirtió que si, una vez establecido un Gobierno de izquierda, «se deja que el Ejército esté dirigido por generales fascistas y monárquicos… el triunfo del Bloque Popular no será más que relativo, y nos va a durar el tiempo que tarde en reponerse la reacción».

El Partido Comunista designaba personalmente, con sus nombres, a los generales que estaban preparando un golpe para instaurar en España una dictadura fascista. El título de primera página de «Mundo Obrero» del 27 de febrero decía: «En los altos mandos del Ejército español están los Goded, Franco, Fanjul, Martínez Anido y numerosos jefes y oficiales fascistas. ¡Exigimos su separación inmediata y la democratización del Ejército!».

En su discurso ante las Cortes, el 15 de abril, el camarada José Díaz decía:

«No queremos que puedan estar dentro del Ejército elementos de destacada tendencia reaccionaria como Franco, Goded y otros de la misma calaña».

En la crisis del 12 de mayo –provocada por la elección de Azaña a la presidencia de la República– la nota oficial del Partido Comunista subrayaba que éste colocaba en un primer plano de las tareas que debía asumir el nuevo Gobierno la depuración del Ejército de los elementos fascistas que estaban conspirando contra la República.

A la vez que desplegaba esta campaña pública, en la calle y en el Parlamento, para alertar y preparar a las masas, para pedir al Gobierno medidas drásticas, el PCE realizaba gestiones directas, personales, cerca de los ministros responsables, les daba pruebas de los preparativos del levantamiento y exigía medidas radicales.

Un mes antes de estallar la sublevación, dirigentes del Partido Comunista visitaron a Casares Quiroga para denunciar los preparativos militares de los carlistas en Navarra. El jefe del Gobierno respondió despectivamente que los comunistas «veían sublevaciones hasta en la sopa»…” (Historia del PCE)

La victoria electoral del 16 de febrero estaba incompleta sin depurar las estructuras del Estado y sobre todo el ejército, de agentes de la oligarquía y el imperialismo, en definitiva sin un cambio de régimen que diera lugar a una república democrática de nuevo tipo.

El 18 de julio de 1936 fuerza militares apoyadas por la oligarquía financiera y terrateniente española en estrecha connivencia con la Italia de Mussolini y la Alemania hitleriana, se sublevaron contra la República. Sin embargo pese a que el gobierno republicano había desoído sus advertencias, la constante actuación antifascista del Partido Comunista  había mantenido vigilante al pueblo, que impidió que los golpistas se hicieran con el poder, dando lugar a una sangrienta guerra civil que, rápidamente, iba a convertirse en guerra nacional revolucionaria de trascendencia internacional.

Más tarde los golpistas proclamarían esa fecha como el aniversario de su alzamiento. Pero en realidad siempre será la fecha de la victoria inicial del pueblo ante su intento de destituir al gobierno del Frente Popular.

Comments

comments

3 thoughts on “18 de Julio de 1936 el día que el pueblo derrotó el golpe militar de Franco

  1. Donde queda el papel de movimiento anarquista… resulta que todo fué de un solo color? Si explicas la historia… no te dejes esos detalles que los anarquistas también son hijos del pueblo.

    1. Estaría genial contar con documentos de cómo los anarquistas denunciaron el iminente golpe fascista. Si dispones de ellos estaría bien que los enlazaras. El papel del movimiento anarquista fue muy importante durante la guerra, pero creo que no tanto a la hora de parar el golpe o lo que es lo mismo de preverlo. Yo recuerdo incluso algún documental que echaron en TV hace años en el que un veterano de la CNT aseguraba que los días previos al golpe dormían en los locales del sindicato porque el PCE llevaba meses alertando de que el golpe fascista era inminente.

  2. Para mi, el bando nacional fue derrotado en esa fecha, lo que paso posteriormente es que los ejércitos alemanes e italianos invadieron la República con el beneplácito de los generales del ejercito, ya lo dijo el camarada Stalin cuando intentó renacer la República en la conferencia de Postdtam, pero la dictadura del capital encabezada por Churchill desestimó la petición (el fascismo es una de las formas de poder utilizadas por la dictadura del capital).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *