El nombre de la rosa. La lucha de clases en el terreno de las ideas.

dante_w.- La película El Nombre de la Rosa, basada en la novela homónima de Umberto Eco, nos presenta una historia policíaca ambientada en el siglo XIV. Una abadía atormentada por terribles asesinatos en una sociedad imbuida en un pensamiento que lleva a plantearlo todo en base al bien y el mal, Dios y el diablo. La existencia social de los personajes de la película determina su conciencia social, pues existen como parte de la sociedad.

Todas las ideas propias de la sociedad que refleja la película están determinadas por la forma que adoptaban las diferentes prácticas sociales en la época. Pero de entre todos los tipos de práctica social, la que determina sobre las demás es la lucha de clases.

Las ideas dominantes en la película garantizan el poder de la clase dominante. Ocultan que detrás del orden social vigente se esconden relaciones corruptas, mentiras, robos y asesinatos. Pero también el pensamiento materialista de Guillermo de Baskerville está determinado por la lucha de clases, pues él puede tener acceso al conocimiento porque forma parte del aparato ideológico del Estado, la iglesia. Y cuando sus teorías amenazan con cuestionar el pensamiento dominante tiene que entrar en escena la Inquisición, el aparato represor del Estado.

La película refleja cómo en la sociedad las ideas son fruto de la práctica social y cómo en las sociedades de clase la práctica social dominante es la lucha de clases. Y por lo tanto las ideas no pueden ser neutras, sino que tienen carácter de clase, defienden un interés de clase.

En la película podemos ver cómo ideas aparentemente universales como “libertad” chocan dependiendo de la posición de clase desde la que se defienden.

En la edad media la idea de libertad estaba sujeta al “libre albedrío” y al alma humana. Los seres humanos eren libres en tanto que poseían alma y su alma era libre de elegir entre seguir la ley de Dios y salvarse o no hacerlo y condenarse. Esta es la idea de libertad que subyace detrás de la cruzada del monje Jorge de Burgos contra la risa, que según dice, envilece el alma humana haciendo que los hombres parezcan bestias. “-La risa es un viento diabólico, que deforma las facciones de la cara y hace que los hombres parezcan monos.-”

En nuestra moderna sociedad la idea dominante de libertad está sujeta al concepto del individuo. La libertad de cada individuo termina donde empieza la de los demás. La libertad está sujeta al ámbito personal. Esta es la idea de libertad que defiende Guillermo de Baskerville, la libertad del individuo humano. “-Los monos no ríen. La risa es un atributo humano.-”

Y aún en nuestra moderna sociedad se demoniza toda idea de libertad que, como la de los dulcinistas, cuestione el derecho de a una parte de la sociedad apropiarse del destino colectivo o que promulgue que para liberar al ser humano primero es necesario liberar los recursos que son la base material sobre la que se construye el destino de la humanidad.

“-En los doce años que llevo aquí no he hecho más que llenarme la barriga, aumentar mi vileza y arrancar los diezmos a los campesinos hambrientos. Pero ahora vos me habéis dado la fuerza para recordar aquello en lo que en otro tiempo creí con toda mi alma, y por ello os doy las gracias.

-¿Para recordar que cruelmente saqueabas y quemabas las propiedades de la Iglesia?

-Sí, para devolvérselas al pueblo, a quién vosotros se las habíais robado anteriormente.

-¿No asesinasteis así mismo a obispos y sacerdotes?

-Sí, ¡os mataría a vosotros si tuviera esa oportunidad!”

Así se desarrolla la lucha de clases en el terreno de las ideas. Aprender a distinguir a qué interés de clase hay detrás de cada idea, de cada  frase, declaración o promesa moral, religiosa, política o social, es fundamental para liberarnos, para ser capaces de barrer lo viejo y crear lo nuevo.

Esta viernes 14 de junio, a las 18:00 en el local de la Asociación Cívica (CSan Blas Nº 1) se iniciará el primer ciclo de la escuela popular de marxismo en Alcorcón. En la primera clase de introducción debatiremos sobre las ideas y su caracter de clase en la película “El nombre de la rosa”.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *