En Alcorcón hay que luchar por lo que es de todos. Por eso no podemos faltar ninguno.

Vivo en Alcorcón desde hace 28 años. Vine a vivir con mi madre a casa de mis abuelos cuando tenía solo 4. Uno de los primeros recuerdos que tengo de Alcorcón es la lucha de este pueblo por su hospital.  Caminar por la calle Mayor con mi familia y mis vecinos gritando “Alcalde escucha el pueblo está en la lucha” y “Hospital en Alcorcón”.

La conquista del hospital de nuestro pueblo me enseñó que la democracia implica luchar. Democracia, el poder del pueblo, no es solo poder elegir un gobierno, es el derecho a luchar para decidir sobre el destino individual y colectivo. Y Alcorcón decidió colectivamente que necesitaba un hospital, luchó por él y lo conquistó.

Una de las goteras en el hospital de Alcorcón.
Una de las goteras en el hospital de Alcorcón.

Hoy nuestro hospital está prácticamente en ruinas, con goteras que dan una imagen de abandono terrible. Y es que eso es lo que busca el gobierno. Abandonarlo, abandonar todo el sistema de sanidad pública, que tantas luchas, tanto esfuerzo y tanto dinero nos ha costado. Quieren hacer de la sanidad el nuevo nicho de mercado, la nueva fuente de beneficio que les saque de la crisis. Para ellos salir de la crisis es simplemente recuperar su tasa de ganancia. A costa de lo que sea.

Eso es lo que hay detrás de las privatizaciones, los recortes y los rescates, la necesidad del capital de explotar nuevos mercados y de explotarnos más y mejor.  Y en Alcorcón no han venido solo a por nuestro hospital. El rescate que ha solicitado el gobierno municipal supone reducir los servicios públicos de Alcorcón a lo mínima expresión.  Supone convertir Alcorcón en un negocio rentable, pero no para sus habitantes, sino para las gestoras y fondos de inversión que se harán con el control de nuestros servicios públicos.

Porque los servicios y empresas públicas de Alcorcón son nuestros. Nos han costado mucho dinero, esfuerzo y luchas. ESMASA es nuestra. Las viviendas de EMGIASA son nuestras. ¿Quiénes son los señores de cualquier gobierno municipal para privatizar lo que es de todos? Les pagamos con dinero de todos, para que gestionen lo que es patrimonio de todos, no para que lo conviertan en patrimonio de bancos y gestoras privadas.

Y eso es lo que están haciendo. Como en el barrio de Gamonal en Burgos, empresas privadas ven la oportunidad de pegar un pelotazo a costa de los vecinos y el gobierno municipal se lo pone en bandeja. La diferencia es que en Alcorcón no se trata de una calle o unos aparcamientos. ¡Es que se quieren quedar el pueblo entero!  Tenemos un gobierno municipal dispuesto a véndeselo a quien sea, ya sean los norteamericanos, el Banco Popular o una empresa de recogida de residuos. Es nuestro pueblo y lo van a vender porque han llegado al gobierno con ese objetivo.

Pero podemos y tenemos que impedírselo. Las clases populares no podemos tener miedo a luchar porque todo lo hemos conseguido luchando. Gamonal no es más que una muestra reciente.

Trabajadores municipales en la concentración de esta semana
Trabajadores municipales en la concentración de esta semana

En Alcorcón las trabajadores y trabajadores municipales ya han empezado. Este domingo a las 12 en la plaza del Ayuntamiento hay una manifestación y las 19:00 una asamblea en CVirgen de Icíar 15 para apoyar la huelga de recogida de residuos. No podemos faltar ninguno. Porque como el hospital, todo lo que hay en Alcorcón lo hemos conquistado y construido entre todas y todos y no podemos dejar que nos lo quiten.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *