En qué consiste el método de análisis marxista que Garzón niega

@dante_w .- Recientemente el diputado y coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha publicado un artículo afirmando que el marxismo no es un método científico sino una corriente de investigación.

Esta no es una polémica nueva, por el contrario es histórica en lo que se podría denominar el movimiento marxista. De hecho podríamos preguntarle a Garzón porque si piensa así, milita en el Partido Comunista de España, que se reivindica en sus estatutos de la tradición marxista-leninista, que se distingue de la socialdemócrata entre otras cosas por defender el carácter científico del método de análisis de la Historia marxista, el materialismo histórico.

Garzón acusa a quienes han defendido y defienden ese carácter científico de confundir el marxismo con una doctrina religiosa, un evangelio. Para él, según dice, el marxismo es algo vivo. Sin embargo niega la existencia del materialismo histórico como tal y que el marxismo haya pretendido alguna vez ser algo científico, señalando el hecho de que no fue Marx, sino Engels tras la muerte de este quien llamó al análisis marxista de la historia materialismo histórico y al corpus teórico del marxismo “socialismo científico”. Paradójicamente para Garzón el marxismo es únicamente la letra escrita por Marx, de manera que Marx es una especie de profeta y los desarrollos posteriores de Engels una especie de blasfemia dogmatica.

Pero ¿En qué consiste el materialismo histórico y el socialismo científico? Si la afirmación de Garzón de que el marxismo es una corriente de investigación la hubiese hecho en 1859, habría dado en el clavo. En aquel momento lo que después sería el marxismo eran unas investigaciones, que llevaron a Marx y a Engels, por separado a unas mismas conclusiones. De las conclusiones de estas investigaciones surgiría el socialismo científico y el materialismo histórico. ¿Cuáles son estas conclusiones? El propio Marx las esboza en su prologo de la Contribución a la Crítica de la Economía Política:

“El resultado general al que llegué y que una vez obtenido sirvió de hilo conductor a mis estudios puede resumirse así: en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Al llegar a una fase determinada de desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas, y se abre así una época de revolución social.”

La conclusión a la que llegó Marx fue a la formulación de un concepto teórico, el Modo de Producción, a partir de la cual formularía una teoría que puede sintetizarse así: La historia de la humanidad es la sucesión de unos modos de producción por otros y lo que provoca la transición de un modo de producción a otro, el motor de la historia, es la lucha de clases.

El concepto de Modo de Producción es un modelo teórico, de la misma manera que en las ciencias naturales es el modelo atómico, el modelo del genoma humano o el modelo del sistema solar. Como en toda ciencia, los modelos teóricos se establecen estudiando las leyes que rigen los cambios y los movimientos dentro del aspecto de la realidad que describe el modelo. Estas leyes deben demostrarse en la práctica, mediante análisis concreto de la realidad concreta, es decir, mediante experimentación. Y mediante esta experimentación el modelo se va actualizando, de manera que cada vez se aproxima más a la realidad. Así es como avanza la ciencia y el conocimiento humano.

¿En qué consiste el concepto de modo de producción? El modo de producción describe una forma de sociedad humana. Estudiando la historia humana escrita podemos ver que han existido el modo de producción esclavista, el modo de producción feudal, y el modo de producción capitalista. Estos modos de producción se componen de una infraestructura económica, formada por las relaciones de producción que se establecen en esa sociedad, a saber: esclavitud, servidumbre, trabajo asalariado… y una superestructura política, jurídica e ideológica, que conforma las formas de pensamiento, arte y gobierno que se dan dentro de ese Modo de Producción.

Como él mismo expone en el texto citado antes, las leyes que Max descubre fruto de su investigación son:

  • Que las relaciones de producción que se establecen en la infraestructura económica son independientes de la voluntad humana y se corresponden con el grado de desarrollo de las fuerzas productivas.
  • Que la infraestructura económica determina la superestructura política, jurídica e ideológica, es decir las formas de pensar y gobernar que han existido en la Historia, se corresponden con determinadas relaciones de producción.
  • Llegadas a un grado determinado de desarrollo las fuerzas productivas chocan con las relaciones jurídicas y políticas, abriéndose un período de revolución social. Es decir, una crisis económica va a derivar siempre en una crisis política.
  • Las relaciones de producción que se establecen en la infraestructura son relaciones entre clases sociales, que luchan por apropiarse de la producción social. Lo que provoca los cambios en la historia es esta lucha de clases.

En su artículo Garzón afirma que considerar que el desarrollo histórico está determinado por cuestiones objetivas, es considerar que la historia ya está escrita. Sin embargo, si atendemos a las conclusiones de Marx, veremos que lo que nos dicen es que lo que provoca el desarrollo histórico es la lucha de clases, por lo tanto la historia no puede ser algo ya escrito, sino que lo escribe la lucha de clases.

¿En qué consiste entonces el método marxista? Justamente en organizar a la clase obrera para provocar ese cambio histórico. ¿Cómo? Sirviéndose del modelo teórico del materialismo histórico, analizar atendiendo a cuestiones objetivas:

  1. Las contradicciones y relaciones entre la infraestructura y la superestructura en cada lugar y momento concretos. Prestando especial atención los choques que provoquen crisis, que puedan abrir un proceso de revolución social.
  2. Las contradicciones entre las clases que existen en cada lugar y momentos concretos:  Qué otros sectores sociales, a saber: el campesinado, la pequeña burguesía, los intelectuales etc… pueden ser unidos en un proyecto revolucionario para arrebatarle el poder del Estado a la gran burguesía, y a la oligarquía financiera internacional y trabajando por establecer esas alianzas, para vencer en esa lucha de clases.

En este análisis se produce la conjugación necesaria en todo proceso de transformación de la teoría con la práctica, de manera que el modelo teórico se perfecciona y se actualiza al tiempo que sirve al avance en el proceso.

Es decir, el método del materialismo histórico y el socialismo científico, no es simplemente un método de análisis, es, como afirmo Lenin, una guía para la acción revolucionaria.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *