La decisión que tomes este 20 de diciembre es muy importante para nuestro país y para todos los pueblos del mundo

En cada batalla, también las políticas, para poder no ya vencer sino al menos avanzar es fundamental identificar tanto el enemigo principal, como su proyecto principal. Solo de esta manera es posible distinguir enemigos de aliados y avanzar hacia la victoria.

Identificar cual es el enemigo principal de nuestro pueblo y cuál es su proyecto principal para nuestro país es fundamental para tomar una decisión en las próximas elecciones del 20 de diciembre que permita avanzar los intereses del pueblo trabajador y la mayoría social en nuestro país.

El proyecto del enemigo principal para nuestro país: Primera línea de defensa en Europa.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

*Tras el ejercicio Trident Juncture 2015 de la OTAN realizado en nuestro país con el  objetivo de adiestrar y certificar a la Fuerza de Respuesta de la OTAN, (NRF 2016), el proyecto de la OTAN para nuestro país a comenzado a ponerse en marcha:

Encabezar la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF, Very High Readiness Joint Task Force) con la que contará la NRF y que podrá actuar como “punta de lanza” de la misma. Una fuerza de despligue rápido para la defensa de los intereses de la OTAN en las fronteras de Europa, que durante 2016 “contará con efectivos de una brigada española y varios batallones de naciones aliadas bajo el mando del Cuartel General de Cuerpo de Despliegue Rápido de la Alianza” con sede en  Bétera (Valencia).

Así lo explicaba el Secretario General de OTAN, Jens Stoltenberg, en una reciente entrevista concedida en exclusiva para el ABC: «España es para nosotros clave porque durante todo el año 2016 liderará la fuerza de punta de lanza para responder ante cualquier amenaza… en el Este o en el Sur, o donde sea».

Y así es, la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable «Galicia» VII y el cuartel de la OTAN de Bétera estarán activados a partir de enero para desplegar una fuerza de hasta 5.000 efectivos si así se requiere desde la OTAN.

*Fuentes del ministerio de Defensa.

Las cuatro vías para el proyecto de la OTAN para España

Tanto el PP como el PSOE son representantes probados de los intereses de la OTAN en nuestro país y en el caso de Ciudadanos nada indica que su posición vaya a ser distinta, dada la premura del partido naranja por situarse al lado de los intereses atlantistas con la firma del mal llamado “pacto antiyihadista”, con lo que cualquiera de estos 3 partidos es garante de que el proyecto de la OTAN para nuestro país salga adelante, aunque conlleve ponernos en primera fila de los conflictos de la Alianza Atlántica en las fronteras europeas por lo menos durante el próximo año.

El ex general Julio Rodríguez, presidiendo una reunión interna de Podemos
El ex general Julio Rodríguez, presidiendo una reunión interna de Podemos

Lo que quizá pueda pasar más desapercibido es el papel que Podemos empieza a jugar en este asunto. Este proyecto encaja como un guante con las declaraciones del ex Jefe del Alto Estado Mayor fichado por Podemos para ser su candidato a ministro de Defensa, Julio Rodríguez: “Seguiremos respetando los acuerdos de las organizaciones a las que pertenecemos, como son la OTAN y la UE, pero apostamos por una defensa integral europea, que creo que es el futuro”, afirmó. “La OTAN es una organización que nació para un determinado papel y por lo que ahora apuesta Podemos es por un reforzamiento de la defensa europea defendiendo esta posición estratégica, tanto de España como de Europa, dentro de la OTAN”.

De hecho el fichaje del ex General de cuatro estrellas supone un giro de 180º en el discurso de Podemos sobre la independencia nacional, en los hechos Pablo Iglesias ha pasado de defender la salida de la OTAN como una cuestión de patriotismo, a afirmar que se respetará hasta la última coma de los acuerdos con la Alianza Atlántica y a destacar el prestigio como militar del propio Julio Rodríguez, reconocido por la propia embajada de EEUU como uno de los suyos según las filtraciones de Wikileaks.

Julio Rodríguez, en una reunión con Stoltenberg y la entonces ministra Chacón en Afganistán
Julio Rodríguez, en una reunión con Stoltenberg y la entonces ministra Chacón en Afganistán

Es cierto que el propio Pablo Iglesias ha asegurado que no apoyarán intervenciones que pongan en peligro la vida militares españoles. Pero ¿Es compatible esto con respetar los acuerdos con la OTAN, si estos acuerdos pasan precisamente porque España sea la “punta de lanza” de estas intervenciones durante el próximo año?

Por su parte la OTAN y su secretario general parecen bastante seguros de que independientemente del resultado el 20D el papel de España el año que viene será el que ellos tienen ya designado. ¿Tienes esto que ver con que Podemos confíe su política de defensa a alguien que ya estuvo a sus órdenes en intervenciones como las de Libia o Afganistán?

Una encrucijada peligrosa. Dos caminos para nuestro pueblo.

photo170628189154027697Los españoles conocemos por experiencia que las consecuencias de que nuestros gobernantes nos involucren en guerras que defienden los intereses de terceros pueden ser terribles. Y la actual situación en las fronteras de Europa es de tensión máxima.

Por un lado está la situación en Ucrania donde la UE y Rusia se disputan el control de sus territorios y recursos y por otro la gravísima situación en Sira, donde incluso Alemania ha aprobado el envío tropas y las tensiones entre Rusia y la OTAN son más que evidentes tras el derribo del avión ruso por parte de Turquía.

Si que nuestro país participe en las guerras de la OTAN pone en peligro, no solo para la vida de nuestros militares, sino del conjunto de nuestro pueblo, jugar el papel de “punta de lanza” en las ofensiva de la Alianza Atlántica durante el próximo año, y en las actuales circunstancias de escalada bélica en las fronteras de Europa, lo es muchísimo más.

Sin embargo no todo está dicho. Ni siquiera Rajoy ha querido posicionarse claramente a favor de la intervención militar de España hasta después de las elecciones. Y es que el 20 de Diciembre podemos influir en la correlación de fuerzas dentro del parlamento con la que va a tener que enfrentarse el proyecto del imperialismo para nuestro país, y aunque los principales medios de comunicación se empeñan en ocultarlo existen fuerzas dispuestas a enfrentarse a ese proyecto.

El 20 de Diciembre hay una forma de ganar y es para empezar no votando a partidos que hayan decidido tragar con los planes de guerra para nuestro pueblo. Como escribía hace unos días Alberto Garzón, “tras cuatro años de grave crisis institucional y movilizaciones sociales clave, la única candidatura que defiende en estos momentos un proceso constituyente es la de Unidad Popular-Izquierda Unida. El resto ha sucumbido a los cantos de sirena del régimen en restauración. Oficialmente ya todos los partidos, incluido Podemos, son defensores del libre mercado en el sector eléctrico –con la ironía de que sólo hace un año que Endesa nos saqueó 14.000 millones de euros con el silencio cómplice del Gobierno-, partidarios de mantener los compromisos internacionales con la OTAN y defensores de la Cultura de la Transición que tanto nos costó doblegar.”

El 20 de Diciembre tú decides, si volver a hacer lo que nuestro pueblo viene haciendo desde 1982 y votar a partidos súbditos de la OTAN que supeditan los intereses de nuestro país a los planes de guerra del imperialismo, o votar un proyecto que defiende la independencia, la paz y la libertad para nuestro pueblo.

Yo tengo claro qué votaré a Alberto Garzón y su candidatura Unidad Popular-Izquierda Unida, entre otras cosas porque como dijo Pablo Iglesias hace algo más de un año “Yo soy patriota y no me gusta que haya militares de otros países en territorio español” y no tengo muy claro que él pueda seguir diciendo lo mismo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *