¿Qué es más fuerte 5 o 1?

MAPCdante_w .- “¿Qué es más fuerte 5 o 1?” A esta pregunta planteada por el rey Robert Baratheon, personaje de una de las series más de moda, contestaba el mismo mostrando los 5 dedos de su mano abierta y a continuación uniéndolos en un único puño cerrado. “¿Qué es más fuerte 5 o 1?”

El mismo planteamiento nos sirve para defender el porqué de la necesidad de construir la unidad popular en nuestro país. Nuestros enemigos, los que se enriquecen con el saqueo y empobrecimiento de la mayoría social, son pocos, apenas un 10% de la población, sin embargo son muy poderosos. Poseen los recursos económicos, los medios de comunicación, grandes aparatos políticos y sociales con los que controlan el grueso de la sociedad y el destino del país. Esto les convierte la mayor fuerza dentro de la lucha por el poder, dentro de la lucha de clases.

Para poder derrotarlos necesitamos cambiar esa correlación de fuerzas y para ello necesitamos forjar la unidad popular, porque 1 es más fuerte que 5.

¿Pero es esto siempre así? ¿La unidad nos permitirá vencer sea cual sea la forma de construirla? No. Los dedos de una mano pueden unirse para formar un puño, pero también se unirán si metemos la mano en una picadora para formar una masa uniforme. La picadora troceará los huesos, tendones y músculos que separan cada uno de los dedos de la mano y los unirá para siempre. Pero en esa unidad se perderá precisamente lo que da naturaleza y fuerza a la mano, sus huesos, músculos y tendones.

En el plano político quienes abogan por ese tipo de unidad, el de la disolución de las organizaciones obreras y populares en un todo uniforme actúa como oportunistas de derechas, como electoralistas. Exigen que para construir la unidad cada organización e individuo que quieran conformarla deben renunciar a aquello que les da naturaleza, sus objetivos. Para ellos el único objetivo es ganar las elecciones, todos los demás deben quedar diluidos.

Modelo de unidad popular propuesto por el oportunismo electoralista
Modelo de unidad popular propuesto por el oportunismo electoralista

Para el oportunismo de derechas el objetivo de la unidad popular es ganar las elecciones. Mientras que para los revolucionarios, para las organizaciones, militantes y activistas que defienden los intereses del pueblo el objetivo de la unidad popular es poder llevar adelante las transformaciones y reformas que permitan cambiar la correlación de fuerzas, arrebatándole al enemigo, a quienes saquean a nuestro pueblo, cuotas de poder. Arrebatarles recursos políticos, sociales y económicos para ponerlos al servicio del pueblo, para satisfacer las necesidades de la mayoría social y para poder empezar a conquistar los objetivos de las organizaciones obreras y populares.

La unidad popular es una necesidad, porque uno es más fuerte que cinco, si esos cinco se unen como un puño. Pero en la construcción de la unidad popular debemos combatir las posiciones oportunistas que nos proponen sacrificar nuestros objetivos para ganar. Debemos combatirlas porque la victoria de la unidad popular no será el final sino el principio, el cambio en la correlación de fuerzas que necesitamos para poder empezar a conquistar nuestros objetivos.

Estas y otras cuestiones sobre la construcción de la unidad popular las estudiaremos el próximo viernes 10 de julio a las 19:30 en el Centro Social Pablo Picasso (C\San Blas Nº 1, Alcorcón)

 

EUPW

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *