¿Quién fue Hugo Chávez?

¿Quién fue Hugo Chávez? O lo que es lo mismo ¿Cuál ha sido el papel en la historia del recién fallecido presidente de Venezuela? Desde España responder a esta pregunta tiene una doble utilidad. Por un lado situar de forma justa la figura de un hombre. Por el otro aprender de la experiencia de un proceso que ha cambiado Venezuela y América Latina de arriba abajo.

Ningún régimen político, ni ningún gobernante sea cual sea y sea del tipo que sea, puede sostenerse en el poder sin el apoyo de un sector de la sociedad que respalde su proyecto político y que tenga fuerza para imponerlo. Los dirigentes políticos, sean elegidos en las urnas, o impuestos por la fuerza, son sólo las cabezas visibles de proyectos que defienden los intereses de un sector de la sociedad. ¿Qué proyecto encabezaba Hugo Chávez? ¿Qué sector o sectores de la sociedad venezolana lo respaldaban? ¿Qué intereses defendía?

Seis años antes de su primera  victoria electoral Chávez encabezó un golpe de Estado impulsado por un sector del ejército venezolano. Este origen militar puede servirnos para deducir qué detrás del proyecto de Chávez se encontraba un sector  de la sociedad con influencia sobre los aparatos del Estado. Un sector de la oligarquía venezolana.

Hasta ese momento los gobiernos de Venezuela, como los actuales en España,  seguían los dictados del FMI y los grandes centros financieros mundiales y estaban respaldados por ellos y sus socios en Venezuela. Es de suponer que el golpe era una iniciativa de un sector de la oligarquía venezolana interesada en desplazarlos del poder para llevar adelante un proyecto independiente del capital extranjero. Pero el golpe de Estado fracasó. Los motivos concretos serán muchos, pero fundamentalmente su fracaso tuvo que deberse a la debilidad de este sector de la oligarquía venezolana frente a otros sectores afines al capital europeo y estadounidense.

Chávez fue encarcelado y es en ese momento cuando empieza la formación del frente de unidad popular que le dio la victoria electoral en 1998 y se la ha seguido dando hasta su muerte. ¿La clave? La oligarquía patriótica venezolana aprendió que para poder llevar adelante su proyecto de independencia nacional necesitaba sumar fuerzas, aliados, que se enfrentaran a los socios del capital extranjero en Venezuela. Para esto trazó un programa de profundización de la democracia y mejora de las condiciones de vida del pueblo que Chávez llamó socialismo del siglo XXI y  que le permitió recabar el apoyo de amplios sectores populares que formaron el  “Polo Patriótico” integrado por el Movimiento Quinta República (MVR), Movimiento al Socialismo (MAS), Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT) y otras cuatro organizaciones menores. Se trata pues de un movimiento amplio, que representa los intereses de conjunto de diversos sectores sociales, que en la actualidad son la base social del partido en el gobierno, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Tras 13 años de aplicación de este programa Venezuela ha cambiado radicalmente, económica y políticamente:

Más calidad de vida y más democracia han sido las claves que han permitido a la oligarquía patriótica venezolana sumar los apoyos necesarios para imponerse frente a los sectores aliados del capital extranjero, recuperando los sectores estratégicos que en Venezuela, como hoy en nuestro país, estaban en manos del capital extranjero y sus socios.

En nuestro país, quienes quieren hacer ver que Chávez fue un caudillo, un dictador, lo comparan con Franco, haciendo analogías de todo tipo. Sin embargo si vemos los hechos, Chávez es exactamente lo opuesto a Franco.

Franco fue un representante de los sectores de la oligarquía española alidados del imperialismo y tuvo que masacrar a su propio pueblo con la ayuda militar y económica de las grandes potencias extranjeras para poder imponer un modelo de desarrollo dependiente de la financiación extranjera y un régimen político intervenido  que seguimos sufriendo hoy con las políticas diseñadas en Washington y Berlín para saquear nuestro país y explotar a nuestro pueblo.

Chávez deja una Venezuela con un modelo de desarrollo económico independiente, en el que los intereses nacionales se imponen a los del capital extranjero. Para hacerlo ha tenido que llevar adelante un programa de aumento de la participación popular en la política y de mejora de las condiciones de vida del pueblo, pues solo la unidad de la mayoría del pueblo venezolano permitía tener la fuerza suficiente para enfrentarse a las grandes potencias mundiales.

Independencia nacional, redistribución de la riqueza, profundización de la democracia y poder popular, eso fue y es ya para la historia de Venezuela, de América  Latina y de todo el mundo,  Hugo Chávez.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *