Sobre la Virgen del Remolino y las amenazas de denuncia de David Pérez

Cómo nos cuenta Javier Peláez en su blog La Aldea Irredutible La Virgen del Remolino, patrona de los molareños es una talla de madera que ardió dos años después de ser tallada quedando” inservible, el niño jesús que llevaba en sus brazos quedó reducido a cenizas y cuentan que apenas sobrevivieron algunos trozos que un valiente vecino, el tío Lucas, se apresuró a salvar aún a riesgo de quemarse las manos.”

Sin duda, como señala Javier, que el alcalde de nuestro municipio confiera a una talla con esta leyenda facultades contra los indendios no deja de ser irónico. Pero no lo es tanto como que un representante público que se dedica a hacer manifestaciones de este tipo, olvidandose por completo de garantizar la neutralidad religiosa de la institución a la que representa, amenace con denunciar a quienes le crítican por ello enarbolando el artículo 525 del Código Penal amenazando con que “alguien va a pagar caro” dichas críticas.

TDP1

alguien va a pagar

 

 

 

 

 

 

 

Cómo indica Javier en su Blog hace más de una década que el artículo 525 ha dejado de ser aplicado por los jueces como ley antiblasfemia, protegiendo por encima de él los derechos a la libertad ideólogica y a la libertad de expresión, como prueban las sentencias absolutorias ante las denuncias presentadas contra Javer Krahe y Leo Bassi en base a este mismo artículo.

No estaría de más que nuestro alcalde se diese una vuelta por La Aldea Irreductible donde se documenta desde la jurisprudencia existente hasta las peticiones populares para retirar el artículo 525 del Código Penal, por no ser más que un vestigio de las leyes antiblasfemia del franquismo.

Especialmente aclaratorio es el párrafo de las sentencias absolutorias de Krahe y Bassi que se destaca en el blog:

sts bassi

 

 

Comments

comments

One thought on “Sobre la Virgen del Remolino y las amenazas de denuncia de David Pérez

  1. Este tio, el david perez, parece sacado de un tebeo de Mortadelo y Filemón. Primero el nombre, la virgen del remolino, que vaya tela, y luego la da gracias por apagar un fuego y resulta que un incendio fue la que acabó con el idolo al que adoraban los beatos….lo dicho, una historia de Mortadelo y Filemón, no tiene desperdicio.
    Lo peor de todo es que personajes de Tebeos como estos son los que nos gobiernan….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *