Uno de los pueblos más revolucionarios del mundo

nobody-expects-1dante_w .- En la izquierda española es un clima de opinión generalizado que nuestro pueblo es un pueblo atrasado, demasiado religioso, reaccionario… muy distinto del pueblo de otros países de Europa más modernos y progresistas.

En realidad no es más que eso, un clima de opinión. Un clima de opinión muy conveniente para ciertos sectores de la izquierda para los que echarle la culpa al “aborregamiento” de nuestro pueblo es una alternativa más sencilla que asumir los propios errores y hacer autocrítica por no saber organizar la lucha aún contando con un pueblo como el nuestro, uno de los pueblos más revolucionarios del mundo.

Ya en su época,  Carlos Marx escribió sobre nuestra guerra de la independencia: “Así ocurrió que Napoleón, que, como todos sus contemporáneos, consideraba a España como un cadáver exánime, tuvo una sorpresa fatal al descubrir que, si el Estado español estaba muerto, la sociedad española estaba llena de vida y repleta, en todas sus partes, de fuerza de resistencia.” Frente a idea dominante en la izquierda española, aún en nuestros días, de que la guerra de la independencia contra los franceses fue una guerra reaccionaria de un pueblo que defendía las cadenas contra las ideas progresistas de la moderna Francia de Napoleón. Cabría preguntarle a los sectores de la izquierda que parten de esta visión si consideran que la insurgencia antiimperialista en Afganistan o Irak son en lo principal reaccionarios que luchan contra las ideas democráticas de EEUU y la OTAN y si no es así qué les hace pensar que el imperio napoleonico iba a dar un trato mejor a sus colonias.

Para cualquier activista es más fácil achacar los fracasos en las luchas y movilizaciones al pueblo, a la gente. Para los que piensan así la gente tiene multitud de atributos negativos. La gente está dormida, aborregada, es consumista, frívola, superficial… Cualquier cosa menos pensar que el error es de las organizaciones activistas y colectivos de izquierda por no saber organizar la lucha de la gente en la defensa de sus intereses, o sencillamente que el problema es que se están defendiendo intereses ajenos, cuando no contrarios, a los de nuestro pueblo.

Pero como siempre la realidad es tozuda y suele golpear en la cara a quienes gustan de hacer elucubraciones de espaldas a ella. Ya sucedió hace unos años cuando el movimiento 15M irrumpió por sorpresa demostrando que si el Estado español estaba sometido a los dictados de la Troika la sociedad española estaba lleva de vida y repleta de fuerzas de resistencia y hoy mismo la prensa se hace eco de que los españoles son los ciudadanos más exigentes de Europa ya sea por medio de los mecanismos de participación de la UE, o elevando a instancias europeas las luchas populares como la de la PAH.

Aprender de las luchas populares, recoger sus experiencias y devolvérselas al pueblo en forma de organización y planes de lucha y acción revolucionaria es la tarea fundamental de las organizaciones, colectivos y activistas de izquierda. Aprender del pueblo en lugar de atacarlo. Recoger las experiencias de los sectores más activos del pueblo, participar de ellas y aprender en base a ellas como movilizar y unir a los sectores menos activos. Organizar la revolución.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *