Nuestras tareas

8eb091dc51b6f7c782847e386799482e_article430bwLa obligación de un/a revolucionari@ es construir la teoría y la práctica que permita avanzar al movimiento popular, todo lo que potencialmente sea posible, en cada momento histórico.
Hoy la tarea, es ser capaces de articular, aquí y ahora, el corpus teórico y la praxis que nos permita derrotar la ofensiva del capital especulativo y del neofascismo en el Estado Español. Ello será de gran ayuda para el impulso del combate al neoliberalismo y el neoimperialismo en el Sur de Europa y en general.
Es, desgraciadamente, habitual entre los que se definen como revolucionari@s zafarse de los “puntos críticos” en los que se juega auténticamente la lucha de clases, entendida ésta en su sentido real, y perderse en frentes menores, en los que realmente no se juega nada o casi nada para el futuro estratégico del movimiento popular. Esos especímenes, se encuentran muy a gusto en esos limbos de la revolución, por que ello les permite pontificar sobre lo divino y lo humano, sin asumir apenas riesgos represivos, y sobre todo sin asumir auténticos compromisos políticos y auténtica responsabilidad social.

 

Son esas gentes, que siempre encuentran responsables ajenos para justificar las deficiencias o las derrotas de la lucha popular, dando explicaciones que sólo son  comparables en su simplismo, a la facilidad que tienen para escaquearse de estar en los sitios en lo que realmente hay que estar en cada momento concreto.

La convocatoria del 25 de abril, fue una ocasión precisa en la que también se retrataron esos sectores seudorevolucionarios. Se retrató el Grupo Prisa, criminalizando la convocatoria e intentando desmovilizar a la gente. Se retrató la dirección de IU. Se retrataron los sectores más a la derecha del movimiento 15M. Pero se retrato también los seudorevolucionarios que no estuvieron en la calle, porque la movilización no llamaba a hacer “la revolución”, sino sólo a derrotar al actual Régimen.

Es curioso comprobar, una vez más, como el reformismo tradicional y el seudoizquierdismo, coinciden en los momentos más críticos y decisivos de la lucha de clases.

Aquí y ahora, l@s revolucionari@s tenemos la obligación de articular un camino que nos conduzca a la derrota de la ofensiva neoliberal y al triunfo del movimiento popular. Es perfectamente posible, pero hay que ponerse a ello de verdad, con todas las energías. El tiempo que perdamos juega a su favor.
En síntesis se trata, aquí y ahora, de hacer confluir la voluntad de hacer con la capacidad de hacer.

Escrito por Izquierda Castellana
Martes, 14 de Mayo de 2013 17:20

http://juventudrebelde.org/index.php?mact=News,cntnt01,detail,0&cntnt01articleid=699&cntnt01origid=56&cntnt01returnid=56

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *