Horizonte País, el programa de reconstrucción de Izquierda Unida frente al coronavirus.

  MIRIAM BENÍTEZ ./.                                                                https://izquierdaunida.org/horizontepais/

Un grupo conformado por 55 personas dentro del núcleo de Izquierda Unida y bajo la coordinación del Sánchez Mato, ha elaborado un documento que consta de 400 propuestas para solventar la futura crisis económica y social post-covid.

El documento, lanzado al público el 4 de mayo con el nombre HORIZONTE PAÍS, pone en evidencia el sistema de libre mercado que, lejos de autorregularse y asignar eficientemente los recursos, ha demostrado su ineficiencia dando lugar a escasez en la oferta de mascarillas, guantes y respiradores. Además, expone un análisis económico en el que se compara el gasto público en materia de protección social en España y la Unión Europea. Cada vez más, se constata la fisura existente entre países como Dinamarca, Finlandia y Alemania, en los cuales el gasto público en protección social se aproxima al 30% sobre el PIB; países como Reino Unido, Grecia y Portugal que, como España, destinan no más del 25%; y países como Irlanda, Rumanía o Chipre, que no llegan al 20%.

El escrito divide las diferentes propuestas según su naturaleza. De este modo, se elabora el Plan de potenciación de lo común y los Servicios Públicos, que engloba materias de sanidad, educación, ciencias, vivienda, trabajo garantizado, transporte y banca pública; ofrece una reforma del sector productivo, que pasa por la economía circular y una reestructuración industrial. Estos ámbitos conforman los puntos fuertes del programa, pero también se exponen propuestas en las disciplinas de mundo rural, urbanismo sostenible, financiación de Comunidades Autónomas y cooperación internacional. Además, se elaboran propuestas de actualización del sistema de pensiones, de las relaciones laborales, del modelo energético y del funcionamiento de la propia Unión Europea.

Por último, se expone cómo obtener los recursos necesarios para llevar a cabo este Plan de Reestructuración de la economía. La obtención de la financiación conllevaría romper con las políticas de austeridad, luchar contra el fraude fiscal y realizar una reforma fiscal que no solo modifique los tributos actuales, sino que suponga la inclusión de nuevos tributos. Sin embargo, los autores son conscientes de que a corto plazo sería necesario que la financiación dependa del aumento de la deuda pública, política que también se detalla en el documento, y de la financiación europea. El cómputo total del plan de financiación se estima que alcance los 312.680 millones de euros para las arcas públicas, de los cuales 22.000 millones procedan de la pugna contra el fraude y la elusión fiscal, y otros 57.680 millones de la reforma fiscal.

Email Facebook Twitter