El Gobierno de Coalición interviene en las residencias tras la desastrosa gestión de la Comunidad de Madrid

U.H.- Apenas tres días después del decreto del Estado de Alarma por la crisis del Covid-19 en España, se disparaban los temores en las residencias de la Comunidad de Madrid: al menos 19 ancianos internados en una residencia habían fallecido a causa de un brote de coronavirus.

Una semana después, la situación caótica que denunciaban a diario las trabajadoras y trabajadores de los centros de mayores, que el Consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, desoyó a la presidenta Isabel Díaz Ayuso y pidió ayuda al vicepresidente Pablo Iglesias para hacer frente a la crisis.

Rápidamente, el Ministerio de Sanidad, a instancias de la vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030, emitió una instrucción en la que disponía que todos los centros residenciales de España en los que esté en peligro “la integridad del servicio deben informar de inmediato a la autoridad competente, para que acuda el auxilio urgente disponible”, según recogía el periódico digital, Diario16.

Gracias a esta orden, la Unidad Militar de Emergencias pudo intervenir en las residencias de la Comunidad de Madrid y dar cuenta de los terribles hallazgos. En palabras de la ministra de Defensa, Margarita Robles, “el Ejército en algunas visitas ha podido ver a algunos ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas”.

Esta grave situación en los centros se ha cobrado la vida de más de 1.100 personas personas internadas, casi el 50% de los fallecidos por el coronavirus en toda la Comunidad de Madrid, según cifras de la propia Consejería de Políticas Sociales.

La crisis del Covid-19 no ha hecho más que profundizar una situación crítica en las residencias de la Comunidad de Madrid, las grandes olvidadas por el gobierno de la Comunidad de Madrid. Según datos oficiales publicados por El País, desde 2004 las residencias de la Comunidad de Madrid sumaban sanciones de hasta 1,2 millones de euros a causa de suciedad, descuidos y falta de personal.

Email Facebook Twitter